Cada vez que sale una tecnología con la que se puede hacer marketing online,  siempre parece que es mejor que las anteriores y se convierte en la panacea de los profesionales. Pero, por mucho que te digan acerca de las redes sociales, e incluso del posicionamiento, lo que de verdad vende y sigue siendo el rey en cuestiones de marketing online, es el email: el arcaico email.

Aunque resulte paradójico, cada adelanto tecnológico está encaminado a hacer el email marketing más poderoso. Veamos una lista con los cinco puntos por los que el marketing por email sigue siendo el rey:

Es lo primero que vemos por la mañana

Lo primero que hacen muchos cuando se levantan o llegan al trabajo, es abrir su email y ver qué le ha llegado mientras estaba durmiendo. Normalmente los emails de suscripción de ofertas se agolpan en la madrugada (de temas de horarios para enviar emails hablaremos otro día), pero el caso es que si llegas a la bandeja de entrada de una persona sabes a ciencia cierta que te va a leer, y eso es mucho más de lo que ocurre en cualquier red social.

Otra cosa es que hagas las cosas bien y el usuario te lea y termine convirtiendo, lo malo es que si te marca como spam no volverás a verle el pelo, pero el primer paso está ahí.

Smartphone = email

Los smartphones en general, ya sea iPhone, con Android o Blackberry, tienen muchísimas aplicaciones más o menos descargadas, pero el gestor de correo electrónico es algo que está ahí de forma perenne.  ¿Qué significa eso?, que la persona que tiene un smartphone tiene la posibilidad de leer el email tal como le llegan durante todo el día, sin importar donde esté o qué esté haciendo. Y hay que tener en cuenta que en Perú el número de smartphones crece día a día.

Notificaciones

Cuando estás apuntado a cualquier cosa en  Internet, ya sea un foro antiguo o cualquier nueva red social, ¿cómo te enteras de las notificaciones?, ¿cómo te enteras de lo que se cuece en la red social?, ¿cómo te enteras de tus nuevos seguidores y fans?: ¡por email! Con esto quiero decirte que, si compañías tan poderosas como Facebook o Twitter utilizan el email para notificarte cosas, es porque saben que el email funciona.

Personalización

Una página web la puede ver todo el mundo, pero un email lo verá sólo una persona. Por eso puedes (y debes) personalizar un email tanto como puedas, y no me refiero sólo a poner el nombre de pila de la persona a la que vas a escribir, sino variar el tono, los intereses, los mensajes y, en definitiva, los productos, dependiendo de a quien estés hablando.

Seguimiento

Otro gran mal del que adolecen las redes sociales es que es complicado realizar un seguimiento (track) de consecución de objetivos. Sin embargo, en una campaña de emails no tienes ese problema, ya que sabrás qué tasa de apertura tienes, cuántos entran a la landing page y, a partir de ahí, gracias a tu Google Analytics, cómo han estado navegando por la página y cuantos han convertido y cuantos no.

Editado del blog reaplicante.com

Anuncios