Developing a Brand

 

Por Jaime Baillon Maxi,  docente del curso de Marketing y comunicación en la economía 2.0 en ESAN. 

La marca es la primera estrategia de comunicación de una empresa, tenemos que asegurarnos de tener una pieza efectiva que nos ayude en nuestra tarea de adquirir y mantener  clientes.

Una de las primeras recomendaciones es no pecar de narcisistas o de un excesivo amor filial. No debemos bautizar la empresa con nuestros nombres o apellidos: Creaciones Leyva, Pub Zárate,  Abarrotes  Don Carlos, Impresiones Rosita. Un nombre adecuado para una marca debe hacer referencia a la actividad que estamos realizando y la forma como nos distinguimos de la competencia. Sólo debemos usar nuestros nombres  cuando nos hemos convertido en personalidades reconocidas  en nuestro giro de negocio. Es el caso  de Rolando Arellano que le ha puesto a su instituto de investigación de mercados, Arellano consultores, pero el primero se convirtió en una figura conocida en el estudio de los consumidores por su trabajo académico.

La segunda recomendación es buscar un nombre corto pero no exagerar utilizando siglasque no dicen nada de la empresa. Estas recién las podemos usar cuando ya tenemos un nombre muy bien posicionado en nuestra actividad comercial. Ahora Graña y Montero se conoce como G y M y Procter and Gamble como P y G, pero ambas compañías tienen varios lustros en el mercado.

El nombre no solo debe ser corto sino fácil de pronunciar en por lo menos dos idiomas (español, inglés y de repente chino) y asegurarnos  que no tenga connotaciones negativas en otros países y lenguas: Camionetas Pajero, grúas pingón, calzado caninos, inversiones la cruz (una cruz está asociada a una carga pesada, una tortura).

Por último no hay que rompernos la cabeza tratando de ser originales con la elección de la  marca. El nombre de la Universidad Agraria la Molina, creativamente es una nulidad pero marketeramente es excelente. Es una universidad especializada en disciplinas orientadas al trabajo agrícola (Agraria) y queda en La Molina. El nombre me dice cuál es su posicionamiento y su ubicación geográfica. Si es una lavandería que atiende las 24 horas , Lavandería 24, es otro buen nombre o el de una compañía de comida rápida saludable:  Delimas (comida deliciosa casera y que sirve contundente). Los buenos nombres  deben definir en dos o tres sílabas quiénes somos y que hacemos.

Publicado en: Táctica 3.0

 

Anuncios