9 cosas que un smartwatch cambiará en tu vida

Deja un comentario

samsung-smartwatch-concept-01

La guerra de los smartwatchs ha comenzado oficialmente, con la presentación de modelos por parte de Sony, Qualcomm y Samsung. Una nueva categoría de la electrónica de consumo, y un escenario que llevará a ampliar la funcionalidad del reloj a mucho más que ver la hora, y incluso a que terminen por modificarse algunos códigos de lo que hoy se consideran normas de buena educación.

1. ¿Qué tienes que saber de los smartwatch si estás pensando o vas a pensar en poner uno en tu muñeca? Lo primero, que la sensación es extraña. Que tu muñeca vibre cada poco tiempo avisándote de cosas como un mensaje de correo electrónico, una publicación de un amigo en una red social o una conversación en tu mensajería instantánea hace que mires el reloj un número sensiblemente más elevado de veces, y que des la impresión a todo el mundo de que tienes mucha prisa o te quieres ir. Acostúmbrate. No mirarlo cuando vibra es un castigo porque a nadie le gusta quedarse con la intriga. Intentar mirar discretamente no funciona y es siempre peor.

2. Intenta racionalizar qué cosas quieres realmente que te interrumpan, particularmente si usas sonido: todo exceso es susceptible de convertirse en tortura para ti y para los que te rodean.

3. Procura no ser obsesivo-compulsivo: que tu muñeca vibre y te enteres de que has recibido un correo en tiempo real no quiere decir que tengas que leerlo precisamente en ese momento. Es una lección que tendríamos ya que tener aprendida tras años de usar BlackBerries y smartphones, pero que muchos siguen sin hacer completamente suya: convertir un medio cómodamente asíncrono en uno incómodamente síncrono es una tontería que debes tratar de evitar.

4. Una interrupción consistente en echar una rápida mirada a la muñeca es ya de por sí suficientemente molesta como para que le añadas además inmediatamente el echar la mano al bolsillo y extraer el móvil para cada correo o notificación que recibas. A la tercera o cuarta interrupción en una conversación, tu interlocutor empezará a perder su paciencia… con toda la razón del mundo.

5. La calidad y solidez del dispositivo y sus materiales son fundamentales: un reloj está expuesto constantemente a golpes y rozaduras de todo tipo. En cambio, no te preocupes demasiado por los tiempos de carga: mi experiencia con un smartwatch que sobrevive holgadamente con una carga a la semana es que termino por quitármelo todas las noches y ponerlo a cargar.

6. No lo quiero en mi muñeca por las noches porque una vibración en ella es mucho más eficiente de lo que parece para despertarte, y en realidad, es incluso molesta si lo dejas sobre la mesa de noche. No sé si los nuevos modelos tendrán algún tipo de “modo noche”, o incluso si se convertirá en habitual utilizarlos como despertador – despertarse con una vibración en la muñeca es todo un buen detalle si duermes con alguien y pretende despertarse más tarde que tú – pero por el momento, a pesar de que los relojes convencionales me gusta llevarlos encima incluso cuando me ducho, el smartwatch me está pareciendo más adecuado para un uso discontinuo.

7. Cuidado con actividades que requieran atención, como conducir. No, ninguna norma de tráfico impide mirar el reloj mientras conduces, pero tampoco lo hacían con el teléfono móvil hace algunos años y ha tenido que haber numerosos accidentes para que se modificasen. En cuanto la pantalla de tu reloj pasa a servir para más cosas que ver la hora, distraerse y correr riesgos absurdos es mucho más fácil de lo que parece.

8. Un smartwatch  es una “sucursal” de tu smartphone en tu muñeca con un procesador más potente que muchos de los ordenadores que has tenido en tu vida, de manera que mantiene dependencias cruzadas con este, y por tanto con cuestiones como la compatibilidad o el parque de apps disponible.

9. El mercado de las aplicaciones: Samsung ha presentado su dispositivo con setenta apps compatibles para empezar a hablar, y alguno de los usos, como el de salir a correr con el o el de usarlo para gestionar tu música, son verdaderamente cómodos. Asimismo, piensa que estamos al principio del camino de la evolución en una nueva categoría, y que muchas opciones cambiarán rápidamente, desaparecerán, serán pronto superadas o te parecerán absurdas.

Editado del blog de Enrique Dans

Infografía: Cómo prevenir una crisis en redes sociales

Deja un comentario

Infografía

Vía infografiasencastellano.com

4 estrategias y 4 redes claves para posicionar mi marca

Deja un comentario

El objetivo último de cualquier proyecto de marketing es convencer a los clientes potenciales y reales que contraten servicios o compren el producto porque ello redundará en su propio interés. Hay cuatro estrategias claves: comunicación y atención al cliente, exposición de marca, obtener mayor tráfico en la web y optimizar nuestro posicionamiento.

Una vez definidas las estrategias de Marketing, hay que identificar qué mix de redes sociales vamos a utilizar.  Facebook, seguida muy de cerca por Twitter, es la red de redes, todo el mundo está en Facebook: la segmentación a su más alto nivel, Linkedin es la estrella del b2b. YouTube y Vimeo son plataformas para contenido audiovisual como Pinterest, Flickr, etc.

Con independencia del público objetivo, cada una de éstos canales sociales presenta una serie de características que lo hace idóneo para una u otra estrategia.

Comunicación y atención al cliente

Se dice que la mejor estrategia de marketing es la comunicación con el cliente. Tras un buen producto que satisfaga las necesidades de los clientes la comunicación es la mejor estrategia para fidelizar.

Google Plus: Los Hangouts de Google+ es una excelente manera para charlar con los clientes cara a cara, lo cual dota a ésta red social de una herramienta idónea para utilizar como atención a clientes, reuniones, charlas educativas etc.

Twitter: A través de herramientas como Hootsuite, SocialMention, TweetReach, etc  podemos conocer lo que los usuarios hablan de la marca y sus competidores.

Facebook: Una red social que involucra a las personas, las hace compartir opiniones y conseguir engagement a través de sorteos, concursos, encuestas, etc.

YouTube: el video es un canal poderoso entretiene e informa, posibilita la participación de los clientes respondiendo a sus quejas.

Exposición de marca

Ganar exposición y visibilidad de marca puede ayudar a aumentar la lealtad de marca y ganar reconocimiento por parte del público objetivo.

El objetivo último de cualquier organización es conseguir mayor exposición de marca y crear una buena imagen.

Google+: es un canal importante por el posicionamiento de la marca.

Twitter: es una oportunidad única para integrar el sitio web. Gran viralidad.

Facebook: exposición de marca a traves de la plataforma de publicidad

YouTube puede ser una de las herramientas más poderosas para el branding. Es el segundo buscador después de google y no olvidemos que las imágenes y videos son más atractivos para los usuarios.

Conseguir tráfico a la web

Pinterest: al igual que twitter ayuda a dirigir tráfico,  Pinterest es un potente escaparate de ventas; bien utilizado ayuda a generar un enorme tráfico a la web. Ha conseguido llegar a ser el cuarto generador de tráfico de Internet. El problema de Pinterest es que su público entra de forma ocasional y rutinaria en su cuenta de Pinterest, lo cual complica la segmentación.

Stumbleupon: permite a muchos usuarios descubrir tu web. Un buene tiquetado ayuda. Stumbleupon  se encuentra entre los siete mejores sitios social Media generadores de tráfico para la web.

Twitter tiene un enorme potencial para dirigir tráfico a la web, siempre que se utilice inteligentemente. No lo olvides “no vendas”, no te autopromocione constantemente, en su lugar aporta valor añadido a tus fans.

SEO posicionamiento y visibilidad

GooglePlus: por todos considerados como el canal social estrella en posicionamiento.

YouTube: el vídeo es muy bueno para crear vínculo, ayuda a ganar exposición de la marca. No olvidemos que YouTube se ha convertido en el segundo gran buscador después de Google.

StumbleUpon: Básicamente los contenidos más compartidos en StumbleUpon tienen relación con tutoriales, vídeos, imágenes, infografías o listas (no te olvides que a la gente les encanta las listas de cosas, cuantas más completas, mejor).

Flickr. Aunque es una herramienta poco utilizada para SEO, los resultados de búsqueda de  Flickr están muy bien indexados por los buscadores, por lo que con las técnicas necesarias se obtendrá una ayuda rentable para un buen posicionamiento.

Editado de noticiasdehoy

Qué hacer con la página web institucional

Deja un comentario

Hoy en día cualquier empresa tiene su propio website, con mejor o peor diseño, o mayores y menores funcionalidades.

El website corporativo se ha convertido en algo que es obligatorio tener. Se realizan casi de una manera automática, contando quienes somos, que vendemos, y como se puede contactar con nosotros. Poca gente analiza en profundidad que hacen sus clientes al visitarlas: donde se paran, en que página las abandonan o que contenido es el más atractivo. No, eso no es importante, sólo nos preocupa el número de visitantes y el de formularios que hemos recibido.

Pero pensemos por un momento, ¿responden nuestras webs a la necesidad real de nuestras empresas y sobre todo, a la necesidad real de nuestros clientes? Lamentablemente, la respuesta en la mayoría de los casos es que no. Pensemos por un momento en la página web de la empresa en la que trabajamos. Cuando esta se llevó a cabo y se lanzó: ¿Se pensó realmente en cual era el cliente prototipo de la empresa? ¿Se pensó en lo que la empresa vendía? ¿O cuál era el mensaje que se quería transmitir a los clientes potenciales y al mercado? Seguro que no. Normalmente la decisión que prima a la hora de realizar una web es el diseño.

No olvidemos que la página web es la primera imagen que muchos clientes tienen de nuestra empresa. Una web tiene que apoyar nuestro mensaje, tanto a nivel de diseño, como de contenido. Una web tiene que dar valor a nuestros clientes, tanto si es meramente informativa como si es un elemento de relación donde ellos puedan ponerse en contacto con nosotros y tener una respuesta. Una web es nuestra puerta de nuestra empresa al mundo, y nosotros tenemos que decidir cómo queremos que la gente entre por ella. Por eso, a la hora de pensar en hacer una web nueva, o cambiar la que tenemos, hemos de pararnos durante un momento y pensar: ¿Cuál va a ser la utilidad que mis clientes van a buscar en mi web?, ¿Buscan sólo información o esperan un punto de encuentro donde les resolvamos sus dudas?, ¿Buscan conocer cuáles son nuestros últimos lanzamientos o información sobre productos descatalogados? E incluso preguntarnos, ¿Necesito un website o lo que realmente va a resolver las necesidades de mis clientes es un perfil en una red social como Facebook o Twiter?.

Mi consejo es que no hagamos las cosas sin pensar sólo porque lo hace todo el mundo, las soluciones estándar ya no existen, vivimos en un mundo donde cada uno puede crear su propia solución, la tecnología nos lo ha permitido.

Editado de El blog de Germán Piñeiro

Mi empresa en las redes sociales

Deja un comentario

 

Hoy en día la mayoría de los consumidores son tecnológicos: utilizan las nuevas tecnologías para hacer las búsquedas sobre aquello que les interesa o desean comprar.

En estas búsquedas por redes sociales y buscadores buscan comparación de precios, comentarios de otros usuarios y todo tipo de información que les motive a comprar un producto en un sitio u otro.

Cualquier empresa que no aproveche estas nuevas formas de mostrar su producto o empresa al público se equivoca de estrategia. No quiere decir que tu empresa deba tener presencia en todas las redes sociales, pero si en aquellas que consideres que te van a ayudar a posicionarte en el mercado y contribuir a elevar tu imagen o tu margen de ventas.

La pregunta inicial es ¿En cuántas redes sociales debo tener presencia?

No existe un número exacto, pero el punto de partida es  identificar en qué redes sociales puedes obtener un mejor retorno de inversión. Esto significa tener claro tu plan de comunicaciones online o social media plan.

El segundo paso es saber con cuántos recursos cuentas para administra tu presencia en las redes sociales. Debes tener en cuenta que participar en más de cuatro requiere de mucho trabajo,  pues tienes que actualizar constantemente tu información y atender a las demandas de tu público.

Tener presencia en redes sociales y no interactuar en ellas es algo que puede causarle una mala reputación, es preferible estar en pocas pero activas que disponer de presencia en muchas y no poder atenderlas.

¿Cuales son las redes sociales que debo tener presente a la hora de establecer mi estrategia de marketing 2.0?

Cualquier empresa debe tener muy claro que los clientes interactúan en redes sociales, buscan y solicitan información sobre aquello que les interesa y las redes sociales que mayor tráfico de usuarios tienen hoy en día son Facebook, Twitter, Linkedin, Pinterest y Youtube. Estas redes sociales son las básicas para que una empresa comience a establecer su presencia en la red, no quiere decir que debas utilizarlas todas ellas pero si es altamente recomendable ya que tus clientes están en ellas.

La clave está en enlazar los mensajes a través de estos canales de manera organizada y con un objetivo definido. Un error común en una estrategia de comunicación es lanzar mensajes inconexos.   Debes construir una comunidad alrededor de tu producto o imagen, generar conversación y ofrecer la información que a tu público le resulte interesante.

Una gestión mala del uso de marketing 2.0, un mal lenguaje o no responder a una pregunta puede ocasionar en un serio problema de reputación, por ello es preferible que las empresas dispongan de un correcto social media plan y que sea gestionado por comunicadores que conozcan el potencial de los distintos canales de las redes sociales.

Con información de The source

20 Consejos para la gestion del Twitter Corporativo

Deja un comentario

See on Scoop.itComunicación estratégica

Twitter ya es una de las más potentes herramientas de comunicación actualmente, enmarcada dentro de lo que se denomina “microblogging”. Dicho de otro modo, Twitter es un servicio gratuito que con crearte una cuenta puedes lanzar mensajes de hasta 140 caracteres (igual que un SMS de móvil) para contar o compartir lo que tú quieras.

Ahora bien, ¿y esto cómo lo aplico a la empresa? Las aplicaciones son numerosas pero principalmente debes utilizarlo como un nuevo canal de comunicación entre tu empresa y los clientes, ya sea como servicio de atención al cliente, para comunicar el lanzamiento de nuevos productos, promocionar ofertas puntuales o para conocer más sobre nuestros clientes con el fin de poder adaptar aún mejor nuestros productos y/o servicios para ellos.

Estoy segura de que ésta herramienta es casi para todas las empresas, pero mucho cuidado, no es para todas las personas. Asegúrate de que si tu empresa va usarla encuentres a la persona correcta para hacerlo, se debe sentir cómoda con la fluidez, rapidez e informalidad, por así decirlo, del medio que es Twitter.

Cuando publicas como empresa, debes estar relajado, conversar y aportar valor. Los perfiles empresariales que sólo publican información y promociones sin conectar con sus seguidores generalmente terminan por desaparecer. Por ello es tan importante que la persona sea ágil en este medio y le guste relacionarse con los demás.

Twitter se puede ocupar dentro de las empresas como una herramienta para el Marketing, las Relaciones Publicas, la Atención al Cliente y los Recursos Humanos.

Nunca pierdas de vista que Twitter es un canal de comunicación, sería un error utilizar Twitter solamente para promocionar nuestra marca, debemos ofrecer contenidos útiles, que puedan interesar a nuestro público objetivo y lo más importante, crear conversación.

Los consejos claves en el siguiente enlace.

See on www.puromarketing.com

Marketing y tecnología móvil: La nueva realidad de usuarios y empresas

Deja un comentario

See on Scoop.ite Mailing and tools

A nadie puede escapar ya que el smartphone ha venido pisando fuerte, y para quedarse. Ya forma parte de la vida diaria de los usuarios, quienes lo han convertido en una extensión más de su anatomía. El tráfico web proveniente de estos teléfonos inteligentes se ha duplicado en un año. Ante esta realidad no cabe otra que preguntarse ¿cuáles son los principales intereses de los usuarios? ¿qué pueden hacer las empresas para sacarle partido a esta nueva situación?

El smartphone se ha constituido como un utensilio habitual como herramienta de compra. En 2015 se espera que el mobile ecommerce alcance un volumen de nada menos que 119 billones de dólares. Ya en la actualidad, el importe de las compras a través del móvil casi ha igualado al del e-commerce que se lleva a cabo a través del ordenador de escritorio.

La mayoría de las acciones que se realizan con el móvil están relacionadas con la compra de productos, se ha constituido como una nueva forma de ocio. Un tercio de los usuarios recurre a su teléfono inteligente para buscar una tienda, otra tercera parte en busca de información sobre los productos que necesita y para comparar su precio; el mismo porcentaje se dedica a buscar información sobre el producto en la propia tienda y un 26% realiza sus compras a través de la pantalla de bolsillo.

Un dato que llama poderosamente la atención es que únicamente el 46% de las empresas tiene optimizada su web para los dispositivos móviles, todavía existen muchas empresas que no se han movilizado en este sentido, nunca mejor dicho. Por otra parte, el porcentaje de apps móviles en el mercado es muy similar, lo que hace pensar que este sector sí se desarrolla con efectividad.

El 35% de las empresas, conscientes del elevado potencial del emailing como herramienta de venta, ya cuentan con una versión para móviles. De este modo aumenta en mucho la efectividad de su mensaje.

See on www.puromarketing.com

Older Entries