La respuesta a esa pregunta es la clave para la construcción de una marca fuerte y ese es un requisito fundamental para obtener mayor participación en el mercado y proteger posiciones frente a la competencia. Reseñamos un artículo del blog de Luis Jesús Durand, que nos puede ayudar a ese objetivo.

Construir una marca fuerte: Cuenta una historia: la marca debe decir algo diferente sobre ella misma. Pienso en Disney, que nos cuenta la historia de un hombre y un ratón; nos habla de una leyenda en torno a la creatividad y la perseverancia.

La razón de ser: Facebook nos dice que nos podemos “conectar más rápido con nuestros amigos”. Microsoft nos decía “una computadora en cada hogar”. Nunca olvidemos la razón de ser de nuestro negocio eso es lo que realmente no hace diferentes ante nuestros clientes.

Vanguardia en marketing: Esto significa crear mercados donde no los habían. Apple fue el pionero en la creación de una tienda virtual de descarga de música para escucharla en el Ipod. Creó un mercado y es líder en él. Implica mirar más allá de lo evidente y afrontar riesgos con grándes márgenes de ganancia.

Estar alertas: Nestlé en Perú utilizó la marca más conocida y popular de chocolates, Sublime, para introducir nuevas líneas de negocio bajo esa marca paraguas. Estar alertas es estar preparados para nuevos retos siempre.

Tenga en cuenta que si se trata de innovar, el cliente no tiene siempre la razón. En muchos casos el cliente no sabe exactamente lo que quiere, aún cuando sabe lo que no quiere, debemos ofrecerle nuestro producto cuando éste esté ya terminado. ¡Ojo! Escuchar es bueno, pero nosotros diseñamos el producto con el propósito de romper con el pasado y generar un punto de inflexión. ¿O acaso a usted le preguntaron si quería un Iphone hace 10 años?

Editado de durandcomunicaciones